Feed on
Posts
Comments

Asociación Cebrero contra el abuso sexual infantil

Angel Gayúbar. Graus.

El deseo de apoyar a las personas que sufrieron abusos sexuales en su infancia, compartiendo con ellas experiencias y vivencias de manera anónima para tratar de superar el trauma está detrás de la reciente creación de la Asociación Cerebro Contra el Abuso Sexual de Menores. La entidad tiene, en principio, un ámbito altoaragonés, pero no descarta extenderse por todo Aragón si se les pide a sus integrantes y que, en sus primeros pasos, plantea reunirse un par de veces al mes en Barbastro.

«Queremos dar a conocer a las personas afectadas la enorme fuerza interior y el poder mental que poseemos, que son el apoyo fundamental en el proceso  para tratar de liberarnos de las secuelas que siempre quedan tras una experiencia tan traumática como son los abusos sexuales en la infancia» comentan las promotoras de esta entidad.

La necesidad de romper el tabú de hablar sobre el tema es otro de los condicionantes que están detrás de esta asociación. «El hablar sobre el asunto, en sí mismo, supone la ruptura de un tabú que consciente o inconscientemente nos autoimponemos quienes hemos padecido abusos sexuales en la infancia; cada vez que hablamos de ello y lo compartimos se liberan muchas secuelas» sostienen las integrantes de la Asociación Cerebro quienes recuerdan que, incluso muchos años después de haber sufrido esta traumática experiencia, «el día a día puede llegar a ser muy duro ya que sientes una enorme vergüenza aunque, objetivamente, sabes que no tienes por qué pero tiendes a pensar muchas veces que tú has provocado la situación o que son figuraciones tuyas».

Y todo ello acompañado demasiado a menudo por la incomprensión de las familias «que no quieren ver o no están preparadas para ver». Por ello, muchas veces no se cree a las víctimas cuando por fin se atreven a hablar, por lo que se encuentran muy solas e indefensas, máxime teniendo en cuenta que la agresión procede de alguien muy cercano y que posee control sobre ellas.

Para reconducir esta situación y ofrecer un apoyo a los afectados, «que son tanto mujeres como hombres», la Asociación Cebrero les ofrece la posibilidad de reunirse para intercambiar experiencias y vivencias de manera anónima, eventualmente bajo la supervisión de un profesional, el intercambio de información en su página web (www.asociacioncebrero.com), la puesta en contacto con buenos psicólogos, trabajadores sociales u otros terapeutas de confianza o la edición de publicaciones sobre el tema del abuso sexual.

La Asociación Cebrero se ha creado a semejanza de la VSK de Holanda, una entidad con idénticos objetivos con más de treinta años de historia que ha apoyado los primeros pasos de la altoaragonesa.

Leave a Reply