Feed on
Posts
Comments

El Coraje de Sanar

El subtítulo de este libro, de la mano de Ellen Bass y Laura Davis, es: Guía para las mujeres supervivientes de abuso sexual en la infancia. El título original es: The Courage to Heal. La versión original se publicó en el 1994 y la traducción al castellano, de Amelia Brito, vio la luz en Barcelona un año más tarde.

 

Es un libro muy completo sobre el tema del abuso sexual infantil y abarca temas como: el reconocimiento del daño, el proceso de curación, la autoestima, la sexualidad y también da consejos a familiares y parejas de supervivientes del abuso. Ya que las autoras han hecho las entrevistas, que forman la base del contenido del libro, con mujeres, sólo se hace mención de supervivientes femeninas, pero reconocen que también los hay varones. A ellos habría que dedicar otro libro, aunque las secuelas son las mismas y el dolor es universal.

 

Se puede notar que está escrito por dos personas que viven en los Estados Unidos, donde aparentemente el fenómeno de los grupos de auto-ayuda está mucho más extendido que aquí en España. También salta a la vista que las autoras ven el amor lesbiano como un variante más, que para ellas tiene total aceptación.

 

La quinta parte del libro está dedicada a los ataques en contra de las mujeres que han descubierto y/o revelado que han sufrido abusos en su infancia y en contra de sus terapeutas que las han ayudado en este proceso. En la época que las mujeres empezaron a contar sus historias, el ataque en contra fue una reacción muy extendida (no sólo en Estados Unidos, sino también en muchos países de Europa). Los atacantes ponían en duda la credibilidad de las supervivientes, lo que ha causado mucho daño, entre otros porque los agresores usaban sus argumentos para defenderse: “Ves? Todo ha sido fantasía de mi hija (nieta, sobrina, lo que fuera).”

 

Lo más importante, al leer este libro, es que un(a) sobreviviente se puede reconocer. He estado leyendo el libro asintiendo con la cabeza casi todo el tiempo. Lo más bonito es que, sin quitarle importancia al gran dolor que ha provocado el trauma sufrido, se presta atención a la posibilidad de recuperación, por muy largo que sea el camino.

 

En las palabras de una superviviente:

 

Hay algo más que la rabia, algo más que la tristeza, algo más que el terror. Hay esperanza.

 

Leave a Reply