Feed on
Posts
Comments

Obra artística de Tiferet

A nuestro correo electrónico llegó el siguiente mensaje de una persona que quería asociarse con nosotras, pero vive demasiado lejos de Huesca, donde está afincada nuestra Asociación. Como el mundo del Internet no conoce límites ni distancias, le ofrecí publicar su propuesta en nuestra página, de lo cual le estamos muy agradecidas.

Tengo 30 años y hoy quiero compartir con vosotros el que fue mi primer cuadro de este 2018, “Valentía”. Surgió una o dos semanas después de enfrentarme cara a cara con mi tío, la persona que abusó de mí a los 4-5 años de edad, y al que hacía años que no veía. Su figura representaba el origen de un continuo mental de sentimientos negativos que habían arraigado en mí y que quería de una vez por todas dejar atrás. Y por eso me encontré con él y le dije todo lo que necesitaba. Este ha sido el paso más radical e importante en todo el proceso de dejar atrás todo ese torbellino de sentimientos, y creo que lo he conseguido.

Valentía, cuadro de Tiferet

Cuadro de Tiferet: Valentía

Quiero agradecer a la Asociación Cebrero la oportunidad que me brinda de poner mi granito de arena en la concienciación y difusión de la problemática de los abusos sexuales en la infancia. Para mí uno de los aspectos más importantes es que los niños sean capaces de hablar de ello si se ven ante una situación de abuso. Esto no solo previene que se vuelvan a ver en esa situación, sino que impide que los sentimientos que se puedan haber generado (vergüenza, miedo, culpa…) arraiguen. Y esto es porque podremos trabajar sobre ellos y cortarlos cuando comienzan a brotar. Si esto no ocurre, esos sentimientos empezarán a formar parte de su vida diaria, en cada uno de los aspectos (no solo el sexual), como el modo de relacionarse con los demás. Afectarán a su autoestima y a su capacidad de tomar decisiones. Os aseguro por propia experiencia que la inseguridad surge inevitablemente a cada paso que das en la vida, sientes vergüenza por cómo eres, por cómo actúas, culpable ante algo que hayas podido decir… A ver si me explico, inevitable es sentir algo de culpa si crees que has hecho sentir mal a alguien. Lo que ya no es tan normal es regocijarse en esa culpa hasta sentirse avergonzado contigo mismo y desvalorizarte. Llega un momento en que con la ayuda adecuada de un profesional empiezas a tomar conciencia de todos los sentimientos que deseas abandonar. Pero lo más difícil de todo es descubrir dónde se han generado: establecer una conexión entre tus vivencias y dichos sentimientos es muy complicado. Supongo que en cierto modo uno no se lo quiere reconocer a sí mismo, no quiere remover eso que un día decidió enterrar.

Por eso, además de pensar en los pequeños de ahora, debemos también hacerlo en los que una vez lo fueron, sufrieron abusos y no pudieron contarlo. Estas personas sufren enormemente y probablemente no comprendan por qué. Si vives con un nudo constante en el pecho, intenta identificar desde cuándo lo reconoces, a qué edad crees que surgió. Luego pregúntate qué es lo que pudiste vivir en ese momento de tu vida y quizás tenga una relación. Si necesitas apoyo para encontrar la ayuda adecuada o simplemente necesitas contar algo que nunca te has atrevido, puedes contactar con la Asociación Cebrero. Un libro difícil de leer pero que sirve de ayuda es “Instrumental” de James Rhodes, del que quizás ya has oído hablar.

Si eres padre, madre o conoces gente que lo sea, os interesará la información para la prevención en la infancia que se detalla a continuación:

¿Como enseñarle a tu hijo que nadie debe abusar sexualmente de él? 

4 cuentos infantiles para prevenir y detactar a tiempo el abuso sexual

Campaña del consejo de Europa contra la violencia sexual sobre niños, niñas y adolescentes

Y para acabar simplemente animaros a todos los que estáis leyendo este artículo a que le deis difusión para contribuir a acabar con esta lacra.

Andrea Mateo Renovell

Tiferet

Leave a Reply