Feed on
Posts
Comments

Revief

El 26 de septiembre tuvo lugar en Holanda una jornada para compañeras de infortunio de abuso sexual infantil, organizada por la Fundación Revief. Tuve el privilegio de poder asistir al programa de la mañana, que en su mayor parte se componía de una charla impartida por una agente de la Brigada Social de la Policía, Thérèse Evers, quien como tal había tratado muchos delitos sexuales. A lo largo de su carrera descubrió sus propias emociones al tratar con víctimas del delito sexual y poco a poco se vio capaz de trabajar las secuelas que en ella habían dejado los abusos sexuales sufridos en su infancia por parte de los muchos “amantes” de su madre, y más tarde también de su psiquiatra. Ha escrito un libro, De som der delen (La suma de las partes), desgraciadamente sin traducción al castellano. Thérèse Evers ahora da clases a otros agentes de la Brigada Social de la Policía, para explicarles las secuelas que deja el delito sexual en las víctimas que contactan con ellos, y de advertirles de cómo tratarlas con más tacto.

Luego se organizó un ritual, que consistía en encender velas para el niño/la niña interior que llevamos dentro y que necesita curarse. Todos los casi 90 asistentes estábamos sentados en un gran círculo, y uno por uno nos dirigíamos al centro para encender una vela y, si querías hacerlo, decir algunas palabras de consuelo, mientras que los demás guardaban silencio. Fue un acto muy emotivo.

Por la tarde se organizaron varios talleres, de relajación, danza, canto… pero ya no tuve tiempo para quedarme.

Leave a Reply